Consultancy in Technology and Spain

Author Archive E. J. Asso

PorE. J. Asso

La mejor ayuda

Autor: Desconocido

En Persia se cuenta la historia del gran Manú, Shah Babas, en cuyos dominios no se ponía el sol, que reinó con todo esplendor, tenía fama dejusto y le encantaba mezclarse con el pueblo, pasando desapercibido para compartir y dar solución a sus problemas.

En cierta ocasión, se vistió de pobre y al pasar por la cocina observó en un rincón una angosta puerta para él hasta entonces desconocida. Descendió el largo, lóbrego y húmedo trecho de escaleras que conducía a un sótano, de reducidas dimensiones y calor asfixiante, en el que un carbonero sentado en un montón de cenizas, atendía la caldera de palacio. El Manú se sentó a su lado y comenzó a hablar. Llegó la hora de comer y el fogonero sacó un sucio pan moreno y áspero y una jarra de agua. Se sentaron a comer y beber. El shah se fue, pero continuó visitándolo con frecuencia, movido por la compasión que sentía por aquel hombre solitario.

Amablemente le dio consejo y el pobre le abrió todo su corazón y amó a aquel amigo tan bondadoso y sabio pero tan pobre como él. Finalmente, el Manú pensó: ” Este hombre que vive permanentemente recluido en el sótano, cumpliendo de forma abnegada con su trabajo, con total aceptación de su destino y sin que una sola queja salga de sus labios, merece una gran recompensa. Le diré quién soy a ver qué presente me pide.”

Le dijo pues:

# Crees que soy pobre, pero soy tu Manú, el Shah Babas, pídeme lo que quieras.

El gobernante esperaba que le pidiera algo grande, pero el hombre se quedó sentado, inmóvil, petrificado, mirándolo con amor y asombro.

Entonces el Manú le dijo posando una mano sobre su hombro:

# ¿No entiendes? Te puedo hacer rico y noble, puedo poner una ciudad en tus manos, te puedo hacer un gran gobernador: ¿No tienes nada que pedir?

El hombre respondió amablemente:

# Sí, mi señor, he entendido. Más no entiendo cómo tu que gobiernas más de 3.000 por 10.000 mundos y varios soles, mandas sobre billones y trillones de seres y eres el encargado de crear un nuevo mundo para afrontar mejores tiempos, puedes haber salido de tu palacio y tu gloria para sentarte conmigo en este lóbrego cuchitril, comer mi tosca comida y preocuparte por si estoy feliz o apenado. Ni tú mismo me puedes dar nada más valioso. A otros les puedes otorgar ricos presentes, pero a mí me has dado a ti mismo; lo único que te puedo pedir es que nunca me quites este regalo de tu amistad y de tu amor”.

La emoción que embargaba su espíritu enmudeció sus palabras y desde el fondo del corazón brotó un “gracias” e inclinándose en señal de respeto depositó a sus pies dos brillantes lagrimas.

A VECES SENTIMOS QUE LO QUE HACEMOS ES UNA GOTA EN EL MAR, PERO EL MAR SERIA MENOS SI LE FALTARA ESA GOTA.
MADRE TERESA DE CALCUTA.

PorE. J. Asso

Londres en seis horas

Esta programación está hecha con el fin de ver la ciudad con sus gentes.
Me encanta poder escribir estas líneas que siguen en el recuerdo, cada lugar, que por suerte conozco muy bien.  Sin duda, si alguna vez cambio de ciudad será la elegida. Además, el tiempo primaveral en el sur de Inglaterra es de una luz natural con alegría total.

Os aseguro que os he acompañado redactando estos circuitos.

¡ Feliz Viaje ¡

Pasear
Recomiendo que se vaya  a todos los sitios andando, es una ciudad que en seis horas andando puedes haber visto lo mejor y exclusivo de sus monumentos, dentro del centro.

Mercadillos.
Recomiendo ver los dos mejores mercados de antigüedades y cachivaches
Portovelo en dirección norte de Hyde Park (por metro) si hace mal día es de impresionar como la gente busca y no compra, y Camden donde se congrega la gente menos british, desaliñados, mal trazados.
Recomiendo que cada uno se vaya por libre con pasta para que se pueda comprar lo que quiera, el placer de la compra está aquí como en los zocos árabes.

Musesos (los mejores)
British Museum: Recomendable la biblioteca, que guarda ejemplares de  libros de los primeros momentos de la imprenta. Las salas de momias, la mejores y más ricas. El hall, recién construido por Foster.
Para ir o volver, al BM recomiendo Oxford Street, comprar es todo un placer en una de las calles populosas, y cuando se llega a la altura subir hacia el BM, es fácil orientarse está el “pirulí” de British Telecom.

Tate Galery: Pintura de vanguardia, impresionismo, cubismo… y arte moderno. Todo un placer visual. Esta cerca del Tames River y del Parlamento. Si queréis ir al National Galery la colección de tablas flamencas son dignas de ver, sólo se puede ver una colección semejante en Holanda, natural.

Paseo de plaisir:
Iniciar la visita al Natual History Museum o al Science Museum, los dos son impresionantes. En el segundo se puede ver el desarrollo de las ciencias técnicas, en el primero los seres vivos a lo largo de todos sus años…
De ahí se puede ver la zona de Kensington y desde ahí meterse por un barrio de embajadas y casas de finales del siglo XIX (dirección SE, hacia el río) hasta salir a Harrods (Simplemente increíble, tardé en ir casi diez años en estar, a pesar de haber ido a Londres un montón de veces, me equivoqué).
Está todo muy cerca, con un paseo ligero se llega sin problema. En Harrods recomiendo tomar el Té en su cafetería con  música de cámara –un lujo-. Bueno y queréis comprar detenerse en las marcas alemanas, siguen tratándose como las mejores.

Paseo Histórico.
Desde el parque de  Hyde Park, hacia Buckingham Palace pasando por Trafalgar square ( podéis ver el National Galery Museum), siguiendo en dirección Tames River (la calle que baja hacie el Reloj) pasaréis por la casa de Blair, con un cambio de guardía un poco antes (un tanto ridículo pero que todo el mundo ve) hasta continuar al Parlamento con el Big Bem.

Paseo corto y Domo
Ir en metro o en un taxi clásico hasta la Tower of Londom, ver la joyas de las corona, recordar que aquí murió Tomar Moro, santo que supo  mantenerse en sus principios contra el rey.

Shopping
En Regent’s Park, las tiendas más exclusivas. Convent Garden  paseo, compra y mercadillo de “zarrios”.
Ah¡ A controlarse que la libra no es el euro, son cien pelas más por unidad…una pasada.

PorE. J. Asso

Una espera milenaria o una familia en la tarde

La disposición de todos ellos era suficiente. Todos comprendían que la situación estaba fuera de la normalidad, los más pequeños de la casa miraban desde su posición inferior a los adultos que con cara tensa hablaban intentando cubrir con su voz la anormalidad del momento. Las chicas se miraban el límite de la falda como si buscasen hilvanes que nunca habían estado ahí, intentaban despistar el tiempo para que la normalidad aflorara en el ambiente.

Al fondo, el más pequeño de todos, una criatura de diez meses que había llorado toda la tarde, enmudeció, el silencio se hizo y con ello las miradas agudizaron su búsqueda por todas las aperturas de la habitación, puertas, ventanas.

Miraban por los vidrios de la ventana, los abuelos había podido vivir la misma situación semejante hacía almenos sesenta años, habían sido ellos los ojos infantiles que hoy sus nietos poseían.

La luz de la tarde se desvanecía y nadie esperaba que la luz del próximo día fuera a llegar y que les pudiera dar la paz que de repente, sin avisar, se había roto, la tranquilidad de la familia estaba destruida y ni siquiera la inconsciencia, tan típica en ese hogar, iba a permitir acallar la conciencia de cada miembro del clan.

La luz del día desaparecía, las sombras crecían y hacía los rostros más preocupados y tensos. Nadie respiraba por encima del ritmo del vecino, no quería significarse de manera especial en un momento tan negro como la noche que comenzaba a triunfar sobre el día.

Sentado en un rincón de la habitación estaba Antonio. Pensativo y callado como el resto no movía ni un músculo de su cara, él parecía que ni respirará. Miraba el suelo como si buscará una solución que terminará con esa situación que había comenzado horas antes. Miraba con precisión cada muesca de las baldosas. Recordaba como de niño sus padres habían cambiado el tapiz cerámico y que , no sin discusiones, su madre lo había logrado arrancar de su padre en un año que no había sido favorable. Sin decir palabra, giró su cabeza a la izquierda, en la dirección de la ventana donde se encontraban los abuelos, intentó hablar pero no lo consiguió, el dolor que sentía, el estómago sujeto y forzado, le recordaba que si abría la boca las lágrimas surgirían en sus ojos como de una fuente de agua amarga y fría. Volvió su cara de nuevo y dejó su vista fija en el suelo con la pretensión de que el cerebro callase y no trajera ninguna imagen de los muchos recuerdos vividos.

Todos seguían en silencio, callados, mirando en la oscuridad estaban convencidos de que pronto tenía que terminar todo, el día había transcurrido lento y pesado, tendrían su descanso nocturno.

Desde el exterior se oyó un grito.

.- ¡ Por fin !

La misma voz continuó con voz alta y desgarrada.

.-Tenemos noticias, todo ha terminado, vuestro hermano, hijo, nieto… ha llegado, la nave se ha acoplado y ha podido entrar en el módulo espacial.

Todos gritaron de alegría, su chico, su hermano, su nieto el astronauta después de estar suspendido en el espacio durante todo el día, había sido recuperado. Podrían descansar sabiendo que aquella luz perdida en la habitación había traído el descanso nocturno.

Una familia pendiente de un hilo espacial, que distintos los días cuando los viajes eran tan simples como sujetarse bien alpargatas y faja, y andar con los pies en el suelo.

PorE. J. Asso

Turia revista literaria

He leido, como suelo hacer algunas noches, trozos de Turia. Uno de los trozos, una carta de un Inglés, Illian que recordaba a un pobre escritor que apesar de su destreza en las letras parecía que no había superado la posible opción de ser humano. Todos queremos que nos recuerden los que nos conocieron con el epitafio de era una gran persona. Nadie sabemos exactamente que se esconde detras de esas polabras. Gran persona puede ir desde buena hasta tonta, el orgullo en esas ocasiones no nos deja ser gran persona. El estilo epistolar me ha resultado muy interesante, sencillo, claro y sin pretender, no como el texto sobre la vejez y la muerte de José María Conget que, mostrando su destreza en el vocabulario, intenta en unas pocas páginas mostrar su erudición en vocabulario, empalagosa lectura aunque por párrafos es interesante lo que nos cuenta. Sin dudarlo, Turia es una revista literaria que entretiene incluso a un lector mediocre como yo.

Te mandé varios correos y una llamada, no contestaste espero que por la incorporación a la vida de Zaragoza, la mágnifica ciudad cosmopolitana de orillas del Ebro. Por mi parte he mirado webs, he preguntado a profeionales y hemos pensado sobre lo que Juan quería, no te preocupes, también en tú web. Creo que sí podemos ponermos en marcha, un magnífico proyecto que con simplicidad os aporte lo que os gustaría. Eso lo trataremos el próximo día cuando nos encontremos de nuevo. Te llamo para quedar.

Recuerdo que cuando comencé a estudiar Inglés, yo había estudiado Francés y lo comprendo con más naturalidad que el Inglés a pesar que me manejo peor con él, comprendí de la necesidad de poder tener un lenguaje profesional, de trabajo y de curriculum. Al final me ha servido principalmente para poder conocer y comunicarme con personas que me han abierto mis esquemas y formas de ver el mundo. En el momento de comenzar el camino sabía que podría dominarlo para comunicarme, vitalmente me atraía, era una cuestión de tiempo el lograr que partes básicas del inglés entraran en mi cabeza. Sin embargo, cada vez que me ponía a estudiar me parecía imposible, tenía más parecido a un chiste ni siquiera a una ilusión que a una realidad. El jugar con ello durante años me sirvió. Ahora, me encuentro en el mismo deambular, me encuentro en un momento en que no tengo conocimientos a la vista que capturar ni de geología ( es una cultura y unos conocimientos profesionarles especializados ), ni de empresa ( la filosofía ya la aprendí, las técnicas las domino, la experiencia viene cada día ), lo social, revistas de actualidad se repiten. Ahora, me interesa lo humano y para ello compruebo como la escritura es un vehículo mágnifico, pueril descubrimiento. Pero, tras el descubrimiento sé que vendrá el juego, el ejercicio, la búsqueda del aprendizaje cotidiano, la prueba, el ensayo, el error. Escribo poco, leo poco, pero conforme pasan los meses cada vez un poco más. De las revisas selecciono los artículos de escritores, me fijo en lo que dicen pero también en cómo lo dicen, antes sólo lo que decían me interesaba. En El País del domingo pasado hay tres artículos sobre las prendas de vestir que servirían para un taller de creación literaria. El como se dice hace que se nos descubra la persona que está detras. Es como si por medio de la palabra escrita se pudiera perfilar el propio retrato, la imagen proyectada de nosotros hacia los demás. Se abre delante de mí la fuerza de las letras, la tela rasgada que deja paso a la luz y rodea con resplandor mi ceguera. No quiero correr, no quiero dejar de saborear el momento en que voy a comenzar un nuevo viaje. Voy a comenzar a tener experiencias semejantes a la primera vez que mantuve una conversación de dos horas en francés, o cuando entablé mi primera conversación monosilábica en inglés, mi cerebro ardía, mi cansancio resultaba enfermizo pero mi alegría era absoluta, mi cerebro se había descubierto en una nueva capacidad.

Veo Turia junto a mí, reposando sobre la mesa donde escribo, y sé que las letras serán las compañeras de mi viaje.

Veo un Señor de más de cincuenta años, sentado en un vagón de renfe con un libro y un móvil, conversando sobre la compra de terrenos para construir una fábrica, quizá es alguien que comenzó el viaje hace tiempo…en las manos, relajado y disfrutanto, momentos antes estaba leyendo con el semblante relajado.

PorE. J. Asso

La gente se muere de tristeza.

Autor: Mariano de Blas LC

Hay una gran insatisfacción en la gente porque muchos desean ser alguien en la vida, desean hacer algo grande, desean ser felices y valer para algo, pero sienten que siguen siendo mediocres, que sueñan en lo grande, pero realizan lo vulgar, lo pequeño.

Piensan que la felicidad es muy raquítica y además pasajera, y poco profunda. Sienten que no sirven para nada, y así abunda el tipo insatisfecho, harto, hastiado. Yo quiero más, mucho más, no puedo seguir igual, si mi vida va a ser como hasta hoy, ya me harté, no la quiero.

Hay gente enferma del espíritu, enferma de gravedad, gente que se cree incurable. Hay enfermedades crónicas, habituales, por las constantes recaídas en el vicio, en el pecado, en la mediocridad.

Hay gente desengañada de si misma; han intentado tantas veces cambiar y no lo han logrado que piensan no tener remedio. Podríamos decir, “intenta otra vez, aun no lo has intentado con todas tus fuerzas”.

Cuentan de Gengis kan, el gran conquistador de China, que después de una gran derrota, estaba en su tienda mirando con los ojos al horizonte, y por el hilo de la tienda, subía una hormiguita tratando de llegar a la cima; al no conseguirlo, caía una y otra vez al suelo, pero volvía a intentarlo y así la décima vez, logró por fin su objetivo, que era llegar a la cima de la tienda. Gengis kan, aprendió la lección de la hormiguita, volvió a intentarlo y se hizo el conquistador de China.

Estoy desengañado de Dios. Si piensas así, es que no lo conoces. Puedes estar desengañado de los demás, de la vida, pero no de Dios. ¿Sabías tú, que la vida sonríe, a quien sonríe a la vida?. Los años insatisfechos por la vaciedad de la vida, por esa mediocridad que les produce nauseas, son una insatisfacción muy aprovechable. Malo si estuvieras tranquilo. De una gran insatisfacción pueden surgir grandes cosas.

Los hay atormentados, por dudas, por remordimientos, por el egoísmo, por miedo a la vida. Los hay temerosos de enfrentarse a Dios y reconocer que han sido hipócritas, cuentistas, habladores. Tienen miedo de enfrentarse a si mismos, de ver su vida manchada, mediocre, vacía. Ellos que se tienen en un concepto tan alto, que son admirados, tienen que reconocer que son tan miserables y pequeños.

Puede el hombre sentirse enfermo, desengañado, insatisfecho, atormentado, temeroso, pero no importa, repito, no importa si quiere cambiar. El día que un hombre desea cambiar, desea con toda su alma un cambio radical en su vida, es un gran día, y ese gran día puede llegar en cualquier momento.

Vacío, rencor, tristeza, desesperanza, son los virus que están enfermando y matando, más que el cáncer y el sida, a los jóvenes y hombres de nuestro tiempo.

PorE. J. Asso

Una de mujeres

Una de mujeres.

En lo alto de la torre se observa un pequeño pájaro, otea el horizonte, nada tan relajante que observar como un pájaro mira a través del cielo azul un horizonte pleno de luz.

Todos los días ese pájaro, tras remirar el horizonte, se alza con vuelo firme y seguro a realizar el primer peinado del terreno, buscar comida para las crías ya que no existe otra forma de encontrar comida para ellas.

Sin embargo, yo como todas las mañanas comienzo otro camino, el de la oficina. Trabajo en una empresa donde somos dos chicas, aunque en mi caso soy una chica madura, el resto son hombres. Me gustaría que fueran chicos, de esos que todavía no han encontrado en la trinchera masculina la defensa de lo que preocupa por no ser entendido. Aparco en el lugar que puedo dentro del complejo de oficinas, tres edificios altos coronan un cerro que da a la parte baja de la ciudad.

En el aparcamiento nadie ocupa el puesto de los principales y, a mí, no se me ocurre ocupar las plazas de mis compañeros. Nadie me lo ha dicho, pero no me atrevo a dejar mi coche pequeño en el resto del parking, eso hace muy difícil mi aparcamiento ya que no llegan tan pronto como yo, todos mis compañeros  son impuntuales en ocasiones, y eso hace que en ocasiones el coche lo aparque como si no supiera aprovechar el espacio o tuviera suficiente pericia.

Subo en el ascensor que normalmente está lleno de más chicas, todas ellas han sido capaces que realizar el reto de entrar en el trabajo a una hora siempre anticipada a la hora oficial. Nada tan excepcional como ser puntual si tienes responsabilidades, tarde se va uno del trabajo y eso hace que tenga posibilidad de regresar en la mañana tarde. Mi marido es un ejemplo, pero cuando llega el a casa siempre tengo casi terminada las tareas del hogar (la logística que dice él), no suele colaborar ya que siempre se lía con otros trabajos. Nunca he entendido eso de regresar tarde y sin estar totalmente desocupado.

Los hombres están pendientes más de  su exterior que de lo propio y lo interior. En mi marido he reconocido dificultad para disfrutar de todo lo suyo, incluso de su vida privada.

En la oficina mi puesto de trabajo es recogido, no tengo mucho espacio pero está siempre ordenado, limpio y con algún toque que de calor, una pequeña flor seca, una foto de nuestro último viaje o el cumpleaños de nuestro hijo. Desde mi puesto puedo ver los de otros compañeros, el desorden es tan visible que en ocasiones mi superior me recomienda que me de una vuelta para organizarlos. Está claro que recojo mi casa y también mi trabajo. Pero, en los años que llevo desempeñando mi puesto, más de ocho años ya, me he ganado el respeto de todos, mucho esfuerzo mantenido durante años y años. Al poco de comenzar en mi empresa despidieron a una chica porque se había quedado embarazado, nada tan imprudente, oí comentar. El comentario continuó: “No era muy trabajadora, aquí se exige mucho en el puesto”. El comentario lo cerró mirándome a los ojos, nada tuve que contestar, se giró y se fue, tres años más tarde cuando lo despidieron no lo sentí.

El trabajo transcurre con naturalidad, todos me mandan y mi tiempo está ocupado totalmente, el café lo tomo en mi puesto ya que mientras toman otros su café en la máquina, yo debo terminar tareas que me asignan de forma ocasional ya que no consiguen llegar. Una desgracia para ellos que están tan agobiados por su trabajo.

Termina mi jornada, evito quedarme charlando con mis compañeros, tuve una mal entendido que sólo subsané con un manotazo, desagradable pero cierto, los hombres no están acostumbrados a tener amigas, sólo amantes. Me monto en el coche y me dirijo a la escuela, recojo al chico y comienzo mi segunda jornada. A disfrutar de lo que nos es trabajo.

Me gustaría ser feliz pero eso es difícil ya que los que me rodean no lo son, sobre todo mi marido. En ocasiones tengo la sensación que está más preocupado por los problemas del trabajo que por los nuestros, la vida diaria nos llena de pequeños percances que me gustaría compartir pero que no encuentro más que pequeños monosílabos y miradas perdidas, sin fijar. Nuestra vida existe porque yo le indico como nos encontramos y en ocasiones no me queda más remedio que molestarle para que despierte y vuelva de sus nubes.

En algunas ocasiones pienso, de manera muy fugaz, porque se casó, era y es atractivo, hubiera tenido mujeres, si su trabajo era muy importante podría haberse enfrentado mejor soltero y sin compromisos, sin tener que construir día a día una convivencia. Esa convivencia que a mí me da tanto y que tan poco le resulta para él, al menos esa es la impresión que me impregna semana a semana, mes a mes. No me gusta sentirle tan poco feliz, se que la felicidad se contagia pero hace falta que se anhele, se busque, se luche y eso no le ocurre.

Tengo un amigo, con el que tomo un café con cierta frecuencia, el me mira y me dice: “Tú lucha es del tiempo que nos toca vivir, a ti por buscar un marido  que se te pierde entre sus trabajos y yo por luchar para que todos entiendan que aún siendo hombre quisiera tener una vida privada”.

Siempre regreso a mi casa pensando en el pájaro de la torre, otea el horizonte para  después ,con firmeza y seguridad, volar.

PorE. J. Asso

Sorry !

Esta es una reflexión en un minuto sobre los muchos perdones que podemos decir en cada momento del día y que decir, en nuestra vida.

Simplemente Sorry!

http://www.aish.com/movies/sorry.asp

PorE. J. Asso

El Papa dando explicaciones al Islam. Viaja a Emiratos con una Biblia y abrela en un parque…

“La posición del Papa sobre el Islam está expresada, sin lugar a dudas, en el documento ‘Nostra Aetate’ del Concilio Vaticano II: «La Iglesia mira con aprecio a los musulmanes, que adoran al único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres, a cuyos ocultos designios procuran someterse con toda el alma, como se sometió a Dios Abraham, a quien la fe islámica mira con complacencia. Veneran a Jesús como profeta, aunque no lo reconocen como Dios; honran a María, su Madre virginal, y a veces también la invocan devotamente. Esperan, además, el día del juicio, cuando Dios remunerará a todos los hombres resucitados. Por ello, aprecian la vida moral y honran a Dios, sobre todo, con la oración, las limosnas y el ayuno» (n. 3).

“La opción del Papa a favor del diálogo interreligioso e intercultural es asimismo inequívoca. En el encuentro con los representantes de algunas comunidades musulmanas en Colonia, el 20 de agosto de 2005, dijo que este diálogo entre cristianos y musulmanes «no puede reducirse a una opción temporal», y añadió: «Las lecciones del pasado tienen que servirnos para evitar que se repitan los mismos errores. Queremos buscar los caminos de la reconciliación y aprender a vivir respetando la identidad del otro».

“Respecto del juicio del emperador bizantino Manuel II Paleólogo, citado por él en el discurso de Ratisbona, el Santo Padre no pretendía ni pretende de ningún modo asumirlo, sólo lo utilizó como una oportunidad para desarrollar en un ámbito académico y como se deduce de una atenta lectura del texto, algunas reflexiones sobre el tema de la relación entre religión y violencia en general y concluir con un claro y radical rechazo de la motivación religiosa de la violencia, independientemente de donde proceda .

Vale la pena recordar lo que el mismo Benedicto XVI afirmó recientemente en el mensaje conmemorativo del vigésimo aniversario del encuentro interreligioso de oración por la paz convocado por su predecesor Juan Pablo II en Asís, en octubre de 1986: «Las manifestaciones de violencia no pueden atribuirse a la religión en cuanto tal, sino a los límites culturales con los que se vive y desarrolla en el tiempo… De hecho, testimonios de la íntima vinculación que se da entre la relación con Dios y la ética del amor se registran en todas las grandes tradiciones religiosas».

“Por tanto, el Santo Padre está profundamente apesadumbrado por el hecho de que algunos pasajes de su discurso hayan podido parecer ofensivos para la sensibilidad de creyentes musulmanes y hayan sido interpretados de una manera que no corresponde de ningún modo a sus intenciones. Por otra parte, ante la ferviente religiosidad de los creyentes musulmanes exhortó a la cultura occidental secularizada a evitar «el desprecio de Dios y el cinismo que considera la ridiculización de lo sagrado como un derecho de la libertad».

“Al confirmar su respeto y estima por quienes profesan el Islam, el Papa desea que se les ayude a comprender en su justo sentido sus palabras para que, una vez superado este momento difícil, se refuerce el testimonio en el «único Dios, viviente y subsistente, misericordioso y todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, que habló a los hombres» y la colaboración para promover y defender «unidos la justicia social, los bienes morales, la paz y la libertad para todos los hombres» (Nostra Aetate, n. 3).”+

PorE. J. Asso

Si alguien tenía dudas de lo más difícil…

Cada día intento leer el Evangelio, eso no me garantiza mi bondad pero almenos me recuerda donde estoy y cuanto me desvío. Sin embargo, el pasaje de hoy es de tal altura que lo transcribo porque si lo meditamos un poco entramos en la certeza que cada día necesitamos releerlo e intentarlo una vez más. Lucas 6, 27-38 

En aquel tiempo Jesús dijo a sus discípulos: «Pero yo os digo a los que me escucháis: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odien, bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen. Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite el manto, no le niegues la túnica. A todo el que te pida, da, y al que tome lo tuyo, no se lo reclames. Y lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente. Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los pecadores aman a los que les aman. Si hacéis bien a los que os lo hacen a vosotros, ¿qué mérito tenéis? ¡También los pecadores hacen otro tanto! Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir lo correspondiente. Más bien, amad a vuestros enemigos; haced el bien, y prestad sin esperar nada a cambio; y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo, porque él es bueno con los ingratos y los perversos. «Sed compasivos, como vuestro Padre es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados; perdonad y seréis perdonados. Dad y se os dará; una medida buena, apretada, remecida, rebosante pondrán en el halda de vuestros vestidos. Porque con la medida con que midáis se os medirá».

PorE. J. Asso

Homenaje a una hoja. El desarrollo de un nuevo músculo

Homenaje de una hoja

Resumen.
http://www.infonomia.com “Es ahora cuando empezamos a disponer de
tecnologías suficientemente avanzadas para que tengan un efecto como
“multiplicador” de las capacidades intelectuales humanas…”las
tecnologías de la información e internet amplifican la potencia del
cerebro de la misma forma que las tecnologías de la era industrial
amplificaron la potencia de los músculos”. Extraído del mensaje 538.

Leer más